El poryecto 'Niños saludables con el apoyo familiar' conto con el apoyo de CENSIDA en 2014 para iniciar las labores de una la Red, conoce su miión y visión aquí

Título del proyecto:

Niños saludables con el apoyo familiar

Folio del proyecto:

Proy-2014-0287

Categoría:

3.- Fortalecimiento del trabajo comunitario entre organizaciones con trabajo en VIH y la coordinación con instancias gubernamentales

Tema:

3.3.- Organización de redes funcionales de trabajo comunitario que garanticen el mayor involucramiento de la población en la respuesta ante el VIH y las ITS

Objetivo general del proyecto:

Integrar una red de trabajo y apoyo que involucre a madres, padres, profesionales y servidores públicos que contribuya en la reducción de estigma y discriminación de los niños y jóvenes LGBT (menores de 18 años) y niños con comportamiento variante de género.

Importancia del tema

La base del modelo de intervención es basada en la investigación de Family Acceptance Project de San Francisco, publicada en la revista de Academia Americana de Pediatría en diciembre del 2008 y presentada en la Conferencia Internacional Sobre el  Sida en México en  sesión especial y ha recibido múltiples reconocimientos de las principales asociaciones americanas relacionadas con salud.

Las investigaciones de dicho estudio indican que entre el 2 y 7% de los adultos son lesbianas, gays o bisexuales (LGB).

También muestran que los jóvenes, homosexuales y heterosexuales, se dan cuenta por primera vez que les atrae sexualmente otra persona alrededor de los 10 años de edad. A medida que se ha dispuesto de más información acerca de la homosexualidad, ha sido más fácil para muchos niños y adolescentes darse cuenta de que son homosexuales a una edad más temprana.

En el estudio de Family Acceptance Project sobre adolescentes y familias con lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT), encontran que la edad promedio en la que los jóvenes se daban cuenta de que eran homosexuales era poco

después de los 13 años. Muchos de ellos sabían que eran homosexuales incluso a edades más tempranas, como a los 5 ó 7 años.

También, algunos de ellos se lo dijeron a sus padres o a algún otro familiar. Pero muchos no se lo dijeron a nadie porque para entonces la mayoría había aprendido, a través de su familia, amigos y otras personas de su comunidad, que ser homosexual era vergonzoso y malo. Para entonces habrían aprendido que los homosexuales recibían todo tipo de insultos.

Ellos sabían que podían ser discriminados y lastimados por otros y podían avergonzar y humillar a sus familias. Por lo tanto, desde temprana edad, muchos niños y adolescentes homosexuales aprenden a ocultar sus sentimientos más profundos a las personas que aman. 

Muchos de estos niños expresan comportamientos variantes de género desde la primera infancia. De acuerdo al Programa de Extensión a la Comunidad Para Niños con Comportamientos de Género Variantes y Sus Familias, del Hospital Children´s National Medical Center,  la mayoría se identificarán como gays, lesbianas, bisexuales o transgénero, aunque no todas, y no todos los niños que  sí son conformantes con el género serán heterosexuales y cis género (que su identidad concuerda con la expectativa social de acuerdo a su cuerpo).

Los padres y madres de estas personas son la principales que deben tener conocimiento de como no lastimar a sus hijos, y los profesionales deben poder orientar.  El alto rechazo familiar a los hijos está relacionado con:

- Hasta 8 veces mayor posibilidad de suicidio

- 6 veces mayor posibilidad de altos niveles de depresión medido en escala psiquiátrica

- 3.5 veces mayor posibilidad de abuso de sustancias, drogas o alcohol

- 3.5 veces mayor posibilidad de no usar condón en una relación coital

Por otro lado, el disminuir el rechazo, de alto a medio, reduce en una cuarta parte el intento de suicidio, y a la mitad los otros medidores básicos de salud, especialmente conductas sexuales de riesgo.El PAF (FDS) ha documentado  los comportamientos que indican alto rechazo y los que indican rechazo medio o bajo.

Estos son algunos de los comportamientos a evitar
recomendados por Family Acceptance Project y que se considera  que aumentan el riesgo de que su niño gay o transgénero tenga problemas de salud física y mental.

■ Pegar, abofetear, o herir físicamente a su niño debido a su identidad LGBT

■ Acosar verbalmente o ponerle apodos a su niño debido a su identidad LGBT 

■ Excluir a los jóvenes LGBT de las actividades familiares 

■ Bloquear el acceso a los amigos LGBT, a los eventos y a los recursos de información LGBT

■ Culpar a su niño cuando ha sido discriminado debido a su identidad LGBT

■ Ponerle presión a su niña para que sea más femenina, o a su niño para que sea más masculino

■ Decirle a su niño que Dios lo castigará debido a que es gay

■ Decirle a su niño que usted se avergüenza de él/ella o que su forma de actuar avergonzará a la familia

■ Obligar a que su niño mantenga su identidad LGBT como un secreto entre la familia y no dejarlos hablar al respecto

En tanto que las conductas que ayudan son:

■ Hablar con su hijo o hija adoptivos sobre su identidad LGBT 

■ Expresar afecto cuando su hijo les dice o cuando se enteran de que su hijo o hija es homosexual o transgénero

■ Apoyar la identidad homosexual o transgénero de su hijo o hija aunque se sientan incómodos

■ Defender los derechos de su hijo o hija cuando lo tratan mal debido a su identidad LGBT

■ Exigir que los demás familiares respeten a su hijo o hija homosexual o transgénero

■ Llevar a su hijo a organizaciones o eventos para LGBT

■ Hablar con un consejero espiritual y ayudar a su comunidad de fe a apoyar gente LGBT

■ Poner a su hijo o hija en contacto con adultos LGBT, que sean un modelo de las opciones para el futuro 

■ Recibir en su hogar a amigos o compañeros homosexuales o transgénero de su hijo o hija 

■ Apoyar la expresión de como su hijo o hija demuestran su género 

■ Creer que su hijo o hija pueden  tener un futuro feliz como adulto  homosexual o transgénero

Parecen cosas sencillas que pudieran considerarse como obvias para personas que sus hijos no tienen comportamiento de identidad de género no concordante con la expectativa social en base a su cuerpo al nacer o bien una preferencia u orientación sexual no heterosexual, sin embargo no lo son para las madres y padres, familiares o amigos de estas personas, ya que no están preparados para enfrentar ni confrontar las diversas problemáticas. 

Fuente: © 2009 DRA. CAITLIN RYAN, FAMILY ACCEPTANCE PROJECT